¿Recuerdas los olores de tu infancia?

La Preparación Psicológica para la competición

Por Marta Ocaña Mariné

 La Preparación Psicológica, también llamada entrenamiento psicológico o entrenamiento mental es el complemento del entrenamiento físico para aquellos deportistas que participen en competición y/o quieran optimizar su rendimiento.
Consiste en un programa estructurado de sesiones en que se trabajan las principales habilidades psicológicas que requiere un deporte determinado, con un enfoque preventivo y potenciador. Se lleva a cabo a lo largo de la temporada y paralelamente a la preparación física. Puede realizarse a nivel individual o en equipo.
El objetivo es ejercitar las habilidades psicológicas de los deportistas y aprender nuevas, para favorecer si rendimiento y adaptarse satisfactoriamente a las diferentes situaciones de la práctica deportiva, especialmente la competición.
A continuación mostramos algunos ejemplos de habilidades que se trabajan en la preparación psicológica:

HABILIDADES A TRABAJAR EN LA PREPARACIÓN PSICOLÓGICA

  • Definición de Objetivos
  • Manejo del estrés
  • Control de la activación
  • Organización y planificación del tiempo
  • Gestión de la motivación y del esfuerzo
  • Agudeza perceptiva
  • Atención y concentración
  • Capacidad de razonamiento y toma de decisiones
  • Relación interpersonal con compañeros, oponentes, técnicos y medios de comunicación
  • Cohesión grupal, sentido de equipo
  • Hábitos de alimentación, recuperación y descanso
  • Prevención y afrontamiento de lesiones

La preparación psicológica, se diferencia de la intervención clínica o psicoterapéutica. Ésta segunda se destina a aquellos deportistas que necesiten un tratamiento psicológico individualizado para resolver problemas psicológicos concretos y/o malestar interno relacionado con su práctica deportiva o la finalización de la misma. Sería lo indicado para las personas que sufran angustia competitiva, burnout o Síndrome de Sobreentrenamiento Deportivo, síntomas depresivos, trastornos alimentarios, secuelas psicológicas de lesiones, falta de autoestima, o somatizaciones, entre otros.

Por si queréis profundizar en este tema, a continuación adjuntamos un ejemplo de preparación psicológica en alto rendimiento realizado en el equipo cubano de voleibol: Sabas Rivas, G; del Pino González M. La preparación psicológica del voleibolista élite. INDER. Cuba.

y un artículo sobre la orientación Clínica del Psicólogo Deportivo por Enrique Javier Garcés  de los Fayos.

¡Hasta pronto!