El propósito de la educación es lograr que las personas quieran hacer lo que deben hacer (Howard Gardner)

Deporte: Zonas de Rendimiento Óptimo

por Julio César Cervantes Blásquez, Universitat Autònoma de Barcelona

A lo largo de mi trayectoria deportiva he experimentado diversas situaciones de competición y de entrenamiento, llegando a entender que el deporte es un fenómeno complejo donde se pone de manifiesto el trabajo multidisciplinario -la aplicación de los conocimientos de la fisiología, la biomecánica, la psicología, la educación física, etc-, enfocado hacia la búsqueda de la mejora de la actuación de cada deportista.

En este sentido, en todas las facetas practicadas, como triatleta, entrenador y psicólogo del deporte, me he interesado por reconocer cuáles son los factores que influyen sobre el rendimiento. Así, a partir de la observación en el entrenamiento diario y de la actuación en competiciones, algunos entrenadores catalogan a unos deportistas como “ganadores”, “fuertes mentalmente”, “ que saben competir”…, pues se caracterizan por obtener altos rendimientos en cualquier competición a pesar de poder verse afectados por situaciones personales o ambientales negativas; mientras que hay otros deportistas que generalmente fallan en las competiciones aún estando en gran forma física y siendo capaces en ocasiones de mejorar sus marcas en el entrenamiento -éstos son los llamados deportistas “campeones en entrenamiento pero perdedores en competición”, “deportistas que no saben competir”…

Me gustaría hablaros hoy de la aplicación de la teoría de las emociones al rendimiento deportivo. El Psicólogo Hanin, al analizar a diversos deportistas de élite, pudo darse cuenta que cada deportista experimenta su situación de competición de diferente manera, con ello, dicha experiencia puede afectar positiva o negativamente su rendimiento. Así, observó a deportistas que antes de competir manifestaban menor ansiedad que otros y, sin embargo, todos obtuvieron excelentes resultados. Con lo cual, propuso un novedoso método llamado “Modelo IZOF”, con el que es posible obtener la ZONA INDIVIDUAL DE FUNCIONAMIENTO ÓPTIMO, es decir, encontrar el rango o zona de activación emocional que le permita a cada deportista alcanzar altos rendimientos.

Los deportistas se someten a elevados volúmenes e intensidades de entrenamiento para alcanzar estados de forma óptimos (Peak performance). Sin embargo, hay deportistas con un estado de forma óptimo no rinden en la competición tal y como esperan. Antes de competir estos deportistas dicen verse afectados mentalmente, soliendo presentar demasiado nerviosismo, exceso de confianza, preocupaciones, etc. También, pueden presentar alteraciones fisiológicas como sudoración en las manos, sentir el cuerpo frío, elevación de la frecuencia cardiaca, etc.
Por lo tanto, que los deportistas afronten las competiciones confiándose solamente en el estado de forma óptimo no es del todo recomendable, siendo de gran utilidad la aplicación del Modelo IZOF para encontrar su zona de activación psicológica y fisiológica óptima, incrementado, así, la posibilidad de lograr su mejor rendimiento deportivo.

Hablaremos más de esto en próximos posts…